Por una economía circular y colaborativa

linear-circular-economy

Este mes de octubre impartimos un curso de formación sobre la economía circular, inspirado por el trabajo de la Fundación Ellen MacArthur entre otros. Participaron 23 técnicos de promoción económica de 17 municipios de Barcelona como resultado de una colaboración entre la asociación empresarial Ecoemprenedors y la Diputación de Barcelona. La motivación de los participantes era de encontrar experiencias, conocimiento y herramientas para poder apoyar iniciativas de eco-emprendeduria y generar puestos de trabajo en los municipios.

Tanto los facilitadores como los participantes disfrutamos de un proceso de formación experimental basada en las siguientes herramientas;

Teorías y conceptos • se exploró conceptos como la eco-innovación y la economía verde hasta la economía circular, la emergente economía colaborativa y sus diversos modelos de negocio, el simbiosis industrial y otras teorías para re- orientarnos de la economía lineal basado en un proceso de take, make, waste a una economía circular donde circulan los recursos biológicos y técnicos de forma continua.

Casos prácticos • viniendo a la práctica contamos con la presencia de 12 empresas ya trabajando en estas líneas. Desde el ámbito de eco-innovación, Nut Creatives; diseño y muebles de bajo impacto, NOEM; casas modulares de cero emisiones, Compostadors; fabricados con material reciclado, IRIS; soluciones biológicas para aguas contaminados y producción de bio-plásticos y los expertos en cradle to cradle, EcoIntelligent Growth. Del sector de consumo colaborativo se participó la empresa de compartir-coche Social Car, Vilatroc; una herramienta de intercambio virtual para municipios, la cooperativa de energías renovables Som Energia y Tarannà abriendo vías de la economía verde a través del turismo. Finalmente participaron dos empresas incubando a emprendedores MOB y Incuba Eco y una nueva iniciativa de simbiosis industrial impulsado por la fundadora de ZICLA.

Observación y reflexión • inspirados, pero inquietos sobre cómo impulsar iniciativas similares en los municipios, los participantes compartieron sus reflexiones a través de varias dinámicas sobre los retos y oportunidades de la economía circular. Entre otras reflexiones, ¿cuál debería ser el papel de la administración pública en todo esto? Facilitador y agente promotora de la economía verde, inversor con poder de adquisición, regulador para crear las condiciones adecuadas, o ¿quizás las tres cosas?

Testear y experimentar • después de cada sesión los participantes llevaron deberes a casa para testear los conceptos con sus compañeros de trabajo. Aquí se confirmó por un lado el cambio de cultura necesario en la administración pública para abarcar esta transición a un nuevo modelo de economía, pero por otro, que sencillos pasos ya son posibles para encaminarnos en esta dirección.

¿Y el impacto del curso? Dos de los participantes del curso ya han decidido ponerse a la práctica y están desarrollando iniciativas de simbiosis industrial en sus municipios, otra participante ha dado recomendaciones sobre el ciclo de vida a empresas de su localidad y por último empresas ya trabajando en esta línea se conocieron un poco más.  Sí, que el reto es grande pero cada viaje empieza con un primer paso.

Heloise Buckland, co-fundadora de Barcelonya y facilitadora del curso

 

This post is also available in: Catalán